Aleixar

tarragona

El futuro incierto de Barcelona a raíz de la independencia de Catalunya

Hacemos alusión a Barcelona, ya que se trata de la ciudad y provincia más importante de la comunidad catalana (Aunque no es autónoma de momento).

Desde 1992 Barcelona se convirtió en uno de los núcleos mundiales donde toda actividad económica era posible, como por ejemplo el turismo, el comercio, las industrias y los servicios, y donde incluso los cerrajeros les corts tuvieron cabida para salir adelante.

Lamentablemente todo este desarrollo económico que se ha venido materializando por tantos años, se ha visto opacado gracias a la celebración de un referéndum consultivo para el establecimiento de la independencia de la comunidad catalana.

No es la primera vez que ocurre un evento de esta naturaleza en la región, pero al parecer el gobierno central parece no llevar muy sabiamente la toma de decisiones para refrenar el espíritu popular al tratar de independizarse.

No podemos dejar de reseñar los eventos que han ocurrido en menos de un mes, lo que puede significar en una época oscura para Barcelona y sus habitantes y que puede trascender al resto de la nación.

Cronología del desastre

Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat ha sido quien ha encabezado toda esta revuelta que consiste en sumar los esfuerzos que sean necesarios para lograr la independencia catalana, y todas las facciones dentro de Catalunya le han acompañado positivamente.

El espíritu independentista ha estado presente por mucho tiempo, pero esta ocasión ha sido un tanto diferente, pues se nota que hay un poco más de determinación pese a el poco apoyo internacional y a la intransigencia del gobierno nacional.

Muchos artistas locales se han pronunciado a favor y en contra del referéndum, pero los ciudadanos hicieron poco caso y siguieron en pie de lucha con las protestas así como en no desmayar en ánimos para lograr la meta propuesta.

En el último mes las acciones del gobierno nacional han sido contundentes, las cuales incluyen la confiscación de material electoral, apresamiento de miembros de la Generalitat, y supresión del carácter autónomo de la comunidad catalana, algo que no parece haber desalentado a los catalanes.

Celebración del referéndum

Pese a todas las medidas tomadas por el gobierno, el 1 de octubre se celebró el referéndum y con el sobrevinieron tantísimas protestas que derivaron en unos pocos muertos y centenares de heridos.

La comunidad internacional se pronunció diciendo que las violaciones a los derechos humanos son inadmisibles, pero que básicamente se trata de un problema que los españoles deben resolver por su cuenta.

Las medidas del gobierno siguen desencadenándose retirando sedes de empresas de Barcelona, lo cual parece poco prometedor aunque muchos ciudadanos no catalanes aplaudan los esfuerzos del presidente de la nación.

El gobierno central ha sido criticado duramente incluso por sus adversarios políticos y antiguos aliados, pero se dice que estas medidas son poco populares, sobre todo a largo plazo.

Si había empresas presentes en Barcelona, es porque tanto el territorio como sus ciudadanos son los adecuados para realizar actividades económicas diversas, donde en otros territorios posiblemente no se lleven a cabo con tanta eficacia.

El tiempo es un buen indicador de las malas decisiones, y al parecer el gobierno no las tendrá tan de ganar si sigue actuando como lo ha hecho hasta entonces, estando perjudicados Barcelona y el resto de las provincias.



error: Content is protected !!